Refinería Gualberto Villarroel


Es la unidad de mayor capacidad de procesamiento de petróleo y la principal responsable del abastecimiento de carburantes de producción nacional gracias a un procesamiento de petróleo equivalente a 25.300 barriles por día.

 

Ubicada en un punto estratégico del país, la Refinería Gualberto Villarroel se destaca no sólo por ser la más grande de Bolivia abasteciendo de carburantes a gran parte del mercado, sino también por su producción de lubricantes y grasas con la marca YPFB.

 

Instalada a 6 kilómetros de la ciudad de Cochabamba, esta Refinería fue construida en varias etapas desde 1949 cuando se inició la construcción de la primera planta de topping.


Entre 1953 y 1957 se instaló la primera planta de lubricantes, asumiendo el reto de la producción de aceites, grasas y asfaltos. En 1967 se amplió la planta de topping y al mismo tiempo se adecuaron técnicas de operación para la producción de gasolinas, Jet Fuel, Fuel Oil, Solventes y Gas Licuado de Petróleo entre otros productos.


En 1976 se instaló una nueva planta de topping de 12.500 barriles por día para cubrir las necesidades del mercado local.


En 1979 se inauguró el Complejo de Refinación, con una capacidad de procesamiento de 27.500 barriles por día en la Unidad de Carburantes.

 


Actualmente la planta produce:

 

• Gasolina Especial,

 

• Gasolina de Aviación,

 

• Jet Fuel

 

• Kerosene

 

• Diesel Oil

 

• Aceites y Grasas Automotrices e Industriales

 

• Cemento Asfáltico

 

• Gas Licuado de Petróleo

 

• Solventes y otros.

 

La producción de lubricantes y grasas con la marca YPFB es realizada en la Planta de Lubricantes de esta Refinería, los cuales son comercializados por YPFB Refinación S.A.


La Refinería Gualberto Villarroel está certificada bajo la Norma de Calidad ISO 9001:2008 y la Norma OHSAS de Seguridad y Salud Ocupacional 18001:2007.